La temida celulitis

Un 90% de las mujeres de nuestra zona geográfica están genéticamente predispuestas a padecer celulítis. En otras razas como la nórdica o la negra, la incidencia es mucho más baja, esto nos demuestra que la celulítis está ligada ,entre otras cosas, a factores hereditarios y constitucionales. Sin embargo el factor genético por sí solo no da lugar a celulítis a menos que se interpongan alguno o algunos de los siguientes factores.

Factores hormonales:

Son evidentes si tenemos en cuenta que afecta mucho más a la población femenina, por otra parte aumenta la incidencia de celulitis en fases significativas del ciclo hormonal como la pubertad, postparto,menopausia, y la toma de píldoras anticonceptivas.

Factores dietéticos:

Aunque hay una clara relación entre sobrealimentación y aumento de peso, esto no esta tan claro en el caso de la celulitis, pues todos conocemos a alguna mujer obesa que no tiene celulitis y a alguna delgadita y que sin embargo le aparecen estos acumulos tan inestéticos en la parte externa de los muslos, por lo que se deduce que tiene más relación con los hábitos tóxicos ( alcohol, café, tabaco) y con alteraciones digestivas como el estreñimiento, que no con la sobrealimentación.

Factores posturales:

Una exageración en la curvatura de la zona lumbar provoca distintas alteraciones en el cuerpo , como cabeza y cuello hacia adelante y un abombamiento del abdomen . Estas posturas distorsionadas son otra de las causas productoras de celulítis.

Factores psicológicos:

La experiencia nos dice que afecta en mayor parte a mujeres emocionalmente
inestables, con problemas de ansiedad, que padecen insomnio, ello es debido a que algunas substancias del sistema nervioso que están aumentadas en ciertos casos de angustia, parecen influir en la distribución de la grasa en el organismo.
Por último no olvidemos que el estrés, la fatiga , el sedentarismo y la falta de ejercicio físico son también causas a tener en cuenta en la aparición de la celulitis.